Escribir contenidos para las estrategias de marketing online es realmente un arte que fue cambiando a medida que se consolidan los diferentes canales de comunicación digital. No es lo mismo escribir un post para Facebook que para Twitter o Instagram, aunque todos difundan el mismo artículo de blog. Cada medio tiene sus propios requisitos y características, veamos cuáles son.

Contenidos para blog

“Los blogs están destinados a morir” es una frase que se escuchó con fuerza a fines de la década pasada, cuando irrumpieron las redes sociales con fuerza en internet. De un momento a otro Facebook alcanzaba los 100 millones de usuarios (2008) y parecía que los usuarios jamás volverían a comentar en los blogs.
Sin embargo no sólo no murieron, sino que actualmente son la columna vertebral de cualquier estrategia de inbound marketing, por ejemplo, funcionando entre otras cosas, como destinatario del tráfico al sitio desde redes sociales.
Los tres elementos clave sobre los que gira el impacto de un artículo para blog son: título atractivo, imagen destacada y texto ágil de leer.

– Título atractivo

Hay que pensar en una redacción impactante sin caer en el amarillismo o el engaño, pues esto paulatinamente alejará a los lectores. El primer criterio a considerar es que explique de qué se trata el artículo.
Además, debemos cuidar la extensión (recomendamos hasta 70 caracteres), incluir palabras clave, y ¡emplear la lógica! Redacciones tipo “Buenos Aires: más de 10,000 fanáticos en espectacular concierto” están condenadas al fracaso. Un buen punto de partida es pensar en un título que nos gustaría compartir y que informe por sí mismo.

– Imagen destacada

En época del homo videns el impacto visual de una buena imagen es imprescindible y puede incluso salvar un título que no es tan bueno, generando curiosidad en el lector. La imagen puede ser literal sobre el tema o simbólica, pero en todos los casos, una buena nitidez y resolución son dos aspectos fundamentales, sobre todo cuando se emplean en sitios que escalan las imágenes a diferente dimensión de la original.
Otro truco para generar más dinamismo en la lectura, es intercalar imágenes cada varios párrafos aunque sin abusar del recurso para que no se transforme en un álbum de fotos.

– Texto ágil

“El contenido es el rey”, es otra frase básica para quienes realizamos estrategias de marketing online, ya que sin contenido, solo creamos golpes aislados de efecto. Ahora bien, contenido valioso no es lo mismo que artículos con párrafos demasiado largos y sin las debidas pausas de puntuación para una lectura relajada. Oraciones cortas y concretas son lo ideal, donde cada párrafo enuncie una sola idea.
También es importante la inclusión de información de valor: estadísticas, ejemplos concretos, enlaces a artículos de referencia, imágenes ilustrativas… En la suma de estos detalles se basa la importancia de un artículo, siempre pensado en qué es valioso para el lector.

img1

“El título del artículo que también es una landing page de la campaña incluye palabras claves (“estrategia inbound”, “sector banca y seguros”) “

Contenidos para Redes Sociales

A diferencia de los contenidos pensados para un blog, que deben distinguirse por su objetividad y coherencia narrativa, los desarrollados para redes sociales tienen otro matiz completamente diferente en cuanto su carácter inmediato, veloz y efímero.
Como principios básicos para redactar contenidos dirigidos a redes sociales tenemos:

    • Decir mucho en poco: la cantidad ideal (en caso de Twitter, obligada) ronda entre los 140 y los 250 caracteres, así que debe aprovecharse bien.

 

    • Crear un equilibrio entre texto e imagen: una publicación con imagen consigue 53% más likes en Facebook que una sin imagen.

 

    • Aprovechar el aire descontracturado y lúdico tan usual en las redes: incluir expresiones coloquiales, frases de admiración, onomatopeyas, #hashtags…

 

  • Generar expectativa y emoción: debe sembrarse el deseo de prolongar el conocimiento del tema para continuar su lectura usualmente en el blog.

Por último, una recomendación fundamental para todos tus canales de comunicación: evitar la duplicidad. No sirve de nada que tu post sea genial, si luego lo copias y lo pegas en todas las comunidades donde tienes un perfil creado. Adapta el concepto que quieres transmitir a cada una de ellas para que aunque tus lectores te sigan en varios canales, reciban mensajes originales en cada caso. Veamos un ejemplo de cómo difundieron el artículo que vimos antes en Facebook, Twitter y Linkedin.

img2

En la forma de difundir ese artículo en Facebook, se aprovecha el mayor espacio con el que se cuenta para texto mediante una pregunta invita al debate y una imagen concentra la esencia del artículo al dirige la publicación.

 

img3

 

En el caso del mismo artículo difundido en Twitter, la necesidad de brevedad se traduce en una directa llamada a la acción: descarga gratis. Utiliza también un #hastag para conseguir mayor visibilidad.

 

img4

Por último, en Linkedin se hace énfasis en la gratuidad de este contenido con un post breve que despliega el preview del artículo.

Showing 2 comments
  • Laura

    Muy buenos los tips!

  • IIEMD Marketing Digital

    Buen día, antes que nada, felicidades por el blog de parte del Instituto Internacional Español de Marketing Digital (IIEMD), sin duda su artículo nos ha encantado porque han tocado un tema fascinante y muy útil para aquellas personas que necesitan los tips básicos para redactar artículos.

    Ciertamente es muy importante tener en cuenta que el texto sea ágil y preciso para una rápida lectura; queremos aportar que además del contenido, se puede ayudar a que el texto sea ágil a través de las negritas, los hipervínculos, enlaces, etiquetas, entre otros. Esto ayuda de gran manera a los artículos realizados como estrategia de marketing para cualquier blog o empresa interesada.

    Esperamos que nuestro aporte al artículo sea de gran agrado. ¡Muchos éxitos!

Leave a Comment